Buy Sildenafil Online Strattera no prescription buy ventolin online trazodone no prescription buy Abilify no prescription buy Zoloft without prescription buy fucidin buy Wellbutrin online buy Flagyl without prescription buy Professional Levitra no prescription buy professional Cialis online

Vitamina para el alma

Estancia de Sergio Gaspar. Editorial DVD

Texto_ Serena Ávila

Magnífico poemario, extraño y arriesgado por exquisito y elegante bajo un común denominador, la pérdida, el extravío.

Divido en cuatro partes, desde la contención máxima en los primeros versos hasta el desenfreno libre y valiente del final, “Estancia” se detiene en incómodos ángulos que conectan al lector, cualquier lector, con esos otros mundos que no se ven pero que ciertamente están en este.

Es esta una obra imprescindible en nuestras estanterías, arrolladora en su fondo, impecable en su forma.

Nuestra tarea es recordar algunos rostros,
ciertas fechas de nacimientos y de muertes,
el camino para volver a casa, y el partido
al que votamos, y el nombre de nuestro perro.

No parece gran cosa –y no lo es, en efecto–,
hasta que llega la hora
en que alguien que te enseñó tu nombre lo olvida.

Abrimos Estancia con la muerte de una madre que aun no ha muerto, cuando morimos en vida si nos olvidamos de lo esencial, y es ahí cuando el autor desafía la perdida de lo natural, de la inocencia, de la dignidad. La madre nos trae la identidad, si ella no nos recuerda, tal vez nosotros muramos un poco con ella.

Pero también violan y asesina a un niño en un bosque en Un día con Stevens, breve, violento, animal, al igual que un lobo hambriento destrozaría el cuerpo frágil de una cría de liebre. Ponemos palabras a los hechos y todo lo que habíamos imaginado en una gélida noche dentro de un bosque abandonado es aun más cruel, más enfermo, más real.

Y ¿cuántos momentos hay a lo largo de nuestra vida en la que hemos bajado los brazos y hemos perdido la batalla? Perdemos la dignidad y nos embrutecemos. Y entonces llegamos a las páginas de Enunciado para llevarnos de la mano a la diferencia entre algo erótico y algo pornográfico en un tono mucho más familiar de lo que algunos se atreverán nunca a reconocer. Y el casi final nos lleva al casi principio, y que sé yo. Deslumbrante.

Enhorabuena a Sergio Gaspar, a su exquisita editorial y su valentía por explorar un poco más los límites de lo literario. Este mes, y siempre, regala poesía. Vitamina para el alma.

Más info www.dvdediciones.com