Buy Sildenafil Online Strattera no prescription buy ventolin online trazodone no prescription buy Abilify no prescription buy Zoloft without prescription buy fucidin buy Wellbutrin online buy Flagyl without prescription buy Professional Levitra no prescription buy professional Cialis online

Strategy

Strategy (Peak Oil)

Texto_ Bruno Garca

Nadie dijo que estaría tirado zamparse este mini-álbum, mega EP o como lo prefieras llamar del excéntrico Strategy. El estadounidense Paul Dickow –asín se llama el gachó- se acorrala a sí mismo en su bunker con la tira de instrumentos y demás parafernalias analógicas. Entre cacharros y soldadores nuestro amigo no sale ni para echarle un ojo a la final de la Superbowl. Es un adicto a personalizar pedaleras de guitarra o cualquier otro armatoste. Un DIY gentleman en toda regla.  Graba sus canciones sin importarle lo más mínimo la suma de capas, éstas hacen que su música resulte al mismo tiempo original y muy currada.

Primera apuesta del sello angelino Peak Oil. Lo hace además editando este disco de título homónimo, “Strategy”, con una tirada limitada de 300 copias en vinilo de 12”. Strategy, el artista, el geek todo-virtuoso de Portland, antes de decidirse con este trabajo se puso en forma grabando para 100% Silk, Endless Flight y Under the Spire. Discográficas de culto a las que podríamos echarle un oidazo. Musicalmente estamos ante un guiso psicodélico de dub, atmósferas disco-not-disco y kraut rock. “Saturns Day” es una estupenda muestra que aglutina todo esto. Voces psicotrópicas, delays de guitarras multiplicadas como peces… Un buen chute de sensualidad borracha tampoco se escapa.

Más atmosférico, lentorro y sucio “Dilemmas”. Cierras los ojos y estamos ante una banda opiácea de post-rock. Te mecen como quieren la batería y el riff eterno de guitarra. A mitad del tema la sensación es la de un flotador desinflado a la deriva. Un lavado de cerebro su sólo de ruidillos lo-fi. Más donde presumir, un electro-jazz tropical, anárquico y alborotador que responde al título de “Baby Fever”. Algún instrumento de viento hubiese muteado yo si acaso. Agitación libre al fin y al cabo.

Menos trastabillados, se dejan bailar incluso, resultan “Sugar Pop” y “Objects Of Desire”. A mi parecer los dos mejores cortes del disco. Las voces son reconfortantes, la rítmica, pegajosa y elástica como el blandiblú. Fantástica la mezcla entre amplificadores y sonidos electrónicos poco familiares. Según te pongas el ecualizador del equipo encontrarás cosas. No sé que prefiero más, las notas de sintetizador o los bajos de guitarra. Sitares, vocoders, ecos de cinta… Como en el armario de un indio, aquí no falta de nada.

Más info en thisispeakoil.com