Buy Sildenafil Online Strattera no prescription buy ventolin online trazodone no prescription buy Abilify no prescription buy Zoloft without prescription buy fucidin buy Wellbutrin online buy Flagyl without prescription buy Professional Levitra no prescription buy professional Cialis online

SEARCHING FOR VENUSIAN MAN

VERANO SIN TI

Texto_ Salva Goded

Como en el documental Searching for Sugar Man, que indaga sobre el talento –ignorado- Sixto Rodríguez, vamos a adentrarnos en la vida de otro personaje en clave de incógnito. Ya que nunca antes había oído hablar de Tristan Nadalo hasta ese día de septiembre. Su nombre surgió de la nada en un fanzine neoyorkino de acceso restringido. Luego en una entrevista al director Agustí Villaronga todo tornaría a mi mente como luminotecnia pura. El realizador de culto me confesaba haber firmado el prólogo de una novela atípica cuya autoría apuntaba al malogrado Nadalo. Villaronga me contó una historia del pasado, una historia increíble de alguien que quiso cambiar el mundo y su delirio le hizo caer en el olvido. Ahora Verano sin Ti trae a escena su figura para terminar de relatar la vida mentirosa de un hombre sincero.

CRONICA

A finales de los ’90 Tristan fue a Manchester para asistir al concierto de unos desconocidos The Libertines. Tras la función coincidió en un discobar con el vocalista del grupo e intentó pedirle un autógrafo. “Mr. Pete”, repitió varias veces en la esquina de aquellos lavabos, “Mr. Pete, could you…”. El cantante se giró y vomitó a chorros sobre el adolescente Tristan. Sentirse impregnado de la bilis del Sr. Doherty hizo cambiar su visión del mundo. Recuperado del susto ingresó en una prestigiosa agrupación de música barroca. Sin embargo al año descubriría por casualidad a Cole Berlin y el espíritu de Jobriath se encargó de achicharrarle las venas. A golpes irrumpía el siguiente milenio, trayendo consigo un aire de cambio en el ambiente. Mientras el Trip hop se consolidaba o Radiohead hacía pinitos con la música electrónica, Tristan Nadalo se lanzaba a los escenarios alternativos de Madrid con una mezcla de blues, glam, sintetizadores y ritmos doo-wop. Un raro cóctel difícil de digerir para el público. Sin conseguir la repercusión esperada, el cantautor viajó a Nueva Orleans donde se dejaría influenciar por un grupo cajún que terminó por afrancesar su envanecida figura. Corría el 2004 cuando Nadalo creó su banda, Venusian Ray, siguiendo la estela musical propuesta en solitario. Le seguiría el lanzamiento de un primer EP que despertó la curiosidad del sello británico Hermione. Este se propuso convertir a Tristan Nadalo en una estrella más popular que Elvis. Hermione le produjo un larga duración con promoción de artista ‘high profile’. Todavía se recuerdan las vallas publicitarias gigantes en Piccadilly Circus y los anuncios en autobuses. Al menos eso me dijo Villaronga antes de pasarme una copia del álbum. Un disco hipnótico, brutal y vibrante; un absoluto fracaso de ventas. Ni toda la campaña de marketing orquestada consiguió un ápice de atención por parte del público anglosajón. Entonces Tristan sentenció en tierras de Isabel II: “Me retiro para ser sincero. Dadme una máscara y diré la verdad”.

Desde entonces a Nadalo se lo tragaría la tierra hasta protagonizar The Barefoot Duke, una película estadounidense que tuvo una difusión mínima, y que nunca se estrenó fuera de esas fronteras. Un producto casi inaccesible, escapista, taciturno y envuelto en un halo de pasmoso misterio. Los críticos cinematográficos que la visionaron cayeron rendidos ante aquella cinta, la cual, por otro lado era una secreta biografía espiritual de Tristan Nadalo.

No hace mucho alguien publicó que el líder de Venusian Ray pasaba largas temporadas escribiendo en casa de Michael Cimino y Lana Wachowski. Aún desconociendo si esto es cierto, ahora ha conseguido capturar la atención del director Agustí Villaronga para trazar las líneas de un prólogo que rescata del olvido al mayor farsante de este mundo. Verano sin Ti ya ha visto la luz, y un nuevo rumor de otro ángel caído rasga en la nostalgia del recuerdo.

Más info en [este enlace]