Buy Sildenafil Online Strattera no prescription buy ventolin online trazodone no prescription buy Abilify no prescription buy Zoloft without prescription buy fucidin buy Wellbutrin online buy Flagyl without prescription buy Professional Levitra no prescription buy professional Cialis online

Protect me

Protect me

Texto_ Vicente Durá
Fotografías_ Arno Declair

Estuve en el Teatro Central la última vez que Falk Richter presentó un espectáculo en Andalucía. Recuerdo que uno de mis compañeros no paró de toser durante toda la representación. Además, ese día había alguna oferta especial para estudiantes de BUP o como se llame eso ahora, y aquello se petó de niñatos que no se callaban ni a la de tres. Luego estaba lo del escenario: tres actores hablando en alemán, uno de los cuales por momentos se creía un delfín, una ballena o algo así, y hacía como que se bañaba en un montón de hielo que alguien había esparcido sobre una mesa como la del anuncio de Pronto.

Aquello fue delirante, y mis amigos todavía no me lo han perdonado. Sin embargo, como se puede apreciar, aún me quedan ganas de seguir viendo cosas de Falk Richter y la Schaubühne Am Lehniner Platz. Supongo que el delirio está justificado cuando uno cimienta sus creaciones en la actualidad, tratando de poner en escena la complejidad de aquellos conceptos que determinan desde arriba nuestra existencia cotidiana. A todos nos rodea la confusión y casi el delirio al ver noticias, tasas y sentencias que no se entienden; historias que parecen a la vez una cosa y lo contrario, más aún cuando casi nadie dispone por si mismo de las herramientas para distinguir.

La última vez fue en 2009 y vimos una obra de teatro interpretada por tres actores titulada “Unter eis”. Para esta ocasión, Falk Richter vuelve a aliarse con la coreógrafa holandesa Anouk van Dijk, tras los éxitos obtenidos por esta alianza en “Nothing Hurts”  y “Trust”. Ella aporta a los bailarines de su compañía para juntar a diez personas sobre el escenario en un complejo espectáculo de dos horas de duración, donde aún queda espacio para el  protagonismo de la música electrónica ideada por Malte Beckenbach y Matthias Grübel, o las luces de Carsten Sander.

Este montaje de danza-teatro, titulado “Protect me”, se estrenó en octubre de 2010 y podrá verse en las Naves del Español de Madrid del 22 al 25 de febrero. Antes, el próximo sábado 19 y domingo 20, estará en la Sala A del Teatro Central de Sevilla, donde compartirá cartel con otro de los eventos de la temporada andaluza, la obra “Erection”, interpretada por ese hombre-orquesta de las artes vivas que es Pierre Rigal, responsable del montaje “Press”, el solo de danza más sorprendente que hemos visto por aquí en los últimos años.

Protect me

Protect me

Protect me