Buy Sildenafil Online Strattera no prescription buy ventolin online trazodone no prescription buy Abilify no prescription buy Zoloft without prescription buy fucidin buy Wellbutrin online buy Flagyl without prescription buy Professional Levitra no prescription buy professional Cialis online

GIRLS

Girls

LENA SOMOS TODOS

Texto_ Pablo Vinuesa

Si en 2011 la parrilla televisiva se llenó de estrenos sobresalientes, como “Boss”, “The Killing”, “Game of Thrones” o “Homeland”, por el lado norteamericano, y “The Shadow Line”, “Great Expectations”, “The Hour” o “The Crimson Petal and The White”, en la Pérfida Albión, este 2012 nos estaba dejando hasta el momento muy buenas nuevas temporadas (atómica la de “Mad Men”), cierto es, pero pocas grandes novedades, con la honrosa excepción de la sensacional “Black Mirror”. Menos mal que, de golpe y porrazo, ha aparecido “Girls” en nuestras vidas, dispuesta a hacer tambalear nuestras ídems a base de frases de una verdad abrumadora, borderías atómicas y momentos de vergüenza ajena de un nivel sólo imaginable por depravados seres humanos como Larry David, Ricky Gervais o Louis C.K. “Girls”, sí, es nuestra nueva serie favorita, pero… ¿De dónde demonios ha salido esta maravillosa atrocidad?

Esta comedia de la sagrada casa HBO llega producida por Judd Apatow, el gran mago de la nueva comedia gamberra norteamericana, y creada, escrita y dirigida por una veinteañera semi-desconocida llamada Lena Dunham. Cómo se conectaron estas dos mentes es simple: atraído por el (relativo, claro, que esto es ‘indie’) éxito en festivales como South by Southwest del primer largo de Dunham, “Tiny Furniture”, Apatow envió un mensaje a la joven autora decidido a poner su pasta en cualquier proyecto que se atreviera a dirigir. La chica, ni corta ni perezosa, se sacó una serie de la manga.

Había cierta expectación por ver qué podía venir, en formato de comedia, de manos tan experimentadas como las de HBO y Judd Apatow, pero “Girls” ha superado cualquier expectativa. La Dunham ha sido capaz, en sólo unos pocos episodios (tiene 10 programados para su primera temporada, que está a punto de terminarse), de hacer que nos enamoremos de todos y cada uno de los personajes que describe. Hablamos de cuatro amigas de veintipocos años que intentan sobrevivir en el Nueva York actual. Son cool, pero no paran de meter la pata. Vienen de familias acomodadas y de ambientes más bien intelectuales, pero a veces se ven más tiesas que la mojama, y en sus curros tampoco es que despunten, precisamente. Se hartan de follar, pero las relaciones que mantienen con novios, amantes, ex parejas y amigos darían para dar de comer a unos pocos de psicoanalistas argentinos. Se drogan, vomitan, maldicen a cascoporro, mandan WhatsApps obscenos y, así en general, la lían bastante parda. Y además, son adorables. No adorables en plan “Sexo en Nueva York”, Dios me libre; adorables de verdad. Y a aquellos machos ibéricos que puedan pensar “ofú, otra serie ‘de mujeres’ repleta de señoritas neuróticas que PASO de ver”, les pedimos una oportunidad: los tíos que deambulan por “Girls” no son meros comparsas. Es más, todos y cada uno de ellos están tan fantásticamente creados como sus rivales, y por momentos hasta consiguen arrebatar el protagonismo a las cuatro chavalitas en cuestión.

Lo más sorprendente de “Girls”, algo que además reafirma su genialidad, es que parece surgir de las entendederas de Lena Dunham con la más pasmosa de las facilidades. Su sencillez hace que la diversión (y el sonrojo) se multipliquen de manera exponencial. Así que si sus cómicos bestias favoritos les dan un poco de bajona últimamente, cámbienlos por esta neoyorquina espídica, parguela, tatuada y muy proclive al desnudo. Créanme, terminarán a sus pies.

Trailer [pinchando aquí] y más info en www.hbo.com/girls