Buy Sildenafil Online Strattera no prescription buy ventolin online trazodone no prescription buy Abilify no prescription buy Zoloft without prescription buy fucidin buy Wellbutrin online buy Flagyl without prescription buy Professional Levitra no prescription buy professional Cialis online

Festivales y australianos

"BeYourSelf"

ESCENA

Texto_ Vicente Durá

Los meses de enero y febrero suelen ser época de gran actividad en el mundo de las artes escénicas, que flojea bastante en diciembre y en navidades. Se avecinan el Festival IDN de Barcelona, el Escena Contemporánea de Madrid, el Festival VEO de Valencia o el Festival de Teatro de Málaga. Sobre este último, quizá por ser el que menos fuerza pierde respecto a la pasada edición, hablamos un poco más adelante. Antes dedicamos un pequeño espacio al montaje de danza “Be Your Self”, una impactante producción del Australian Dance Theatre que podrá verse a principios de febrero en Andalucía.

“Be Your Self”. Australian Dance Theatre.


Se atribuye a George Herbert Mead la creación del concepto de “Self” o “Yo social”, en contraposición al “Yo”. Cuando vamos a hacer algo nos ponemos delante de un espejo, vemos nuestra imagen reflejada y visualizamos cómo haría otra persona lo que queremos hacer nosotros; cómo se supone que debemos actuar para resultar oportunos y lograr las consecuencias que perseguimos. En ese proceso de reflexión individual y visual acerca de las expectativas y de lo que harían los otros para conseguir lo que quiero, se movería el “Self”. El otro elemento, el “Yo”, define a la imagen que se pone delante del espejo y tiene la capacidad para comenzar y gestionar todo el proceso. Digamos que nuestras acciones están determinadas por la percepción y la interpretación que cada uno hace de las expectativas y normas sociales: en un extremo estría el “Yo”, en el otro extremo las expectativas y normas, y en algún punto intermedio se encontraría este “Self” o “Yo social” que cada uno construye con sus percepciones e interpretaciones del entorno.

Hemos empezado presentando la contraposición entre los dos términos solo porque según Garry Stewart, coreógrafo del Australian Dance Theatre, esa es la idea de la que partió para dar forma a la obra “Be Your Self”, que próximamente podrá verse en Andalucía. Garry Stewart ha dirigido la compañía australiana, con base en Adelaida, los últimos diez años. En este tiempo ha desarrollado un estilo propio, caracterizado por una elevada exigencia física a sus bailarines (quienes deben conocer técnicas de breakdance, artes marciales, yoga, contact, etc.) y por las influencias que asume de otras disciplinas como la arquitectura, las artes visuales o la psicología. Todo ello ha servido para convertir a la compañía en una de las favoritas para la crítica y el público en todo el mundo.

Como decimos, la idea parte de la distinción entre “Self” y “Yo”. Tras estudiar ambos conceptos, Stewart decide centrarse en el “Yo” y en la búsqueda de la esencia de nuestra identidad. Concluye que es en nuestro cuerpo donde reside esta esencia; al fin y al cabo el cuerpo representa esa imagen que se pone delante del espejo y la vida no es más que la posesión de un cuerpo durante un cierto periodo de tiempo. Así, vuelta la atención hacia el cuerpo y la identidad, compone una danza dura y física, llena de de movimientos caóticos, con interrupciones, repeticiones y súbitos cambios de registro, para aludir al carácter múltiple y discontinuo de la identidad. Incluso hay momentos en los que evoca esta discontinuidad despedazando los cuerpos de los bailarines, un efecto que se consigue mediante una especie de suelo inclinado, que sirve también como pantalla de proyecciones, de donde emergen las cabezas, brazos y piernas de los bailarines. Dicha escenografía es fruto de la colaboración con el despacho neoyorquino de arquitectura Diller, Scoficio + Refro.

La banda sonora, también bastante caótica, sugiere la mayor parte del tiempo el sonido de las funciones corporales, como la respiración, la digestión o las descargas eléctricas que impulsan el sistema nervioso.

Si a todo esto le añadimos la presencia de momentos de interpretación textual, el uso de la proyección de imágenes sobre algunas partes del escenario y la participación, en total, de 9 artistas, resulta un espectáculo lleno de estímulos y que, a pesar de proponer un cierto desorden y un mensaje complejo, difícilmente aburre.

XXVIII Festival de Teatro de Málaga.

Entre el 11 de enero y el 12 de febrero tiene lugar la XXVIII edición del Festival de Teatro de Málaga. Una vez más la programación combina producciones de teatro comercial con otros proyectos más innovadores, algunos de los cuales se presentan incluso bajo la etiqueta de “Investigación teatral”. Dejando a un lado la vuelta a Málaga de los noruegos de la Jo Strømgren Kompani, quienes ya formaron parte del cartel de la pasada edición y protagonizaron contenidos en Clone, lo más interesante en el plano experimental llega de la mano de Peter Brook y de La Fura dels Baus.

Peter Brook es un señor inglés de 85 años, para muchos el director de escena vivo más importante del mundo. Lleva dirigiendo desde los 20, así que resulta bastante difícil sintetizar su trayectoria en unas líneas. Digamos que ha representado a autores clásicos y autores contemporáneos con grandes compañías, que en los 60 se adentró definitivamente en la experimentación con el grupo Teatro de la Crueldad (evidente homenaje a Artaud, una de sus grandes influencias) y que desde 1971 dirige el Centro para la Investigación Teatral de París. Desde allí promueve un teatro sencillo en cuanto a la utilización de recursos, fiel a su concepto de “espacio vacío”, pero que trata de expresar emociones complejas e impactar fuertemente en el espectador. Muestra un enorme interés por los artistas, los rituales y las historias procedentes de África, Oriente próximo o la India, lugares en los que encuentra a una gran parte de sus últimos colaboradores. En “Warum Warum”, la pieza de investigación teatral que presentará en Málaga, revuelve una serie de textos de Artaud, Meyerhold o Shakespeare, entre otros, para meditar sobre la razón de ser del teatro; el por qué de su existencia. Se trata de un monólogo que puede resultar algo hermético, pero también una oportunidad única de conocer de primera mano la labor de uno de los grandes genios vivos.

“Degustación de Titus Andrónicus” probablemente no satisfaga a aquellos que piensan que La Fura dels Baus ha perdido la capacidad de sorprender. La obra, basada libremente en uno de los primeros textos de Shakespeare, se anuncia como una vuelta a los orígenes de La Fura, con música, imagen, violencia, interactividad, etc. Un espectáculo para ver de pie con cuidado de que no te salpique la sangre. El reclamo original, adelantado con la presencia en el título del término “degustación”, radica en la inclusión en el elenco de dos cocineros que van ofreciendo al público unas tapas muy especiales, entre cuyos ingredientes, según dicen, se encuentra la carne humana.


Las sedes de este XVIII Festival de Teatro de Málaga serán el Teatro Cervantes, el Teatro Echegaray y el Palacio de Ferias y Congresos. Puedes encontrar más información en la web www.teatrocervantes.com