Buy Sildenafil Online Strattera no prescription buy ventolin online trazodone no prescription buy Abilify no prescription buy Zoloft without prescription buy fucidin buy Wellbutrin online buy Flagyl without prescription buy Professional Levitra no prescription buy professional Cialis online

Primavera Club Chronicle

Despedida y cierre del Primavera Club

Texto_ Aurelio Medina

En estos días de diciembre previos a la catástrofe que adelantan los mayas se ha celebrado el último Primavera Club de nuestra era. No es que se vaya a acabar el mundo (o sí, quién sabe) si no que la organización, cansada de tanto contratiempo generado por la marca “España”, ha decidido chapar el evento, hacer las maletas y buscar nuevos espacios para 2013. En concreto, el evento viajará dentro de un año a Guimaraes (donde ya se ha celebrado una edición paralela este año) y Burdeos. Los buenos números de asistencia no han sido suficientes para mantener una cita que nació como evento invernal del Primavera Sound y con la aspiración de traer conciertos de formato más pequeño, selectos y dispersos en distintos lugares de la ciudad. Madrid se ha llevado este año la peor parte de esa psicosis post-Madrid Arena que ha infectado a la plana municipal: por lo que comentan los que fueron a la capital, había más policía que público en Matadero, y los cacheos y registros a los asistentes llegaban a un punto vergonzante. Colas interminables y DNI en la mano aunque pintases canas. Además, dos días antes del inicio una de las salas bajó su aforo de 800 a 100 personas por problemas de licencia. En Barcelona, donde las fatalidades llegaron semanas antes con el cierre súbito del Apolo y la negativa del Mercats de les Flors de dar conciertos, la adaptación a los nuevos emplazamientos (Arteria Paralel, Sant Jordi Club) no ha sido tan traumática, aunque se hizo más frío al perder el referente de la sala Apolo y tener que peregrinar a la lejana montaña judía.

Una lástima atender a tantas noticias ajenas a la música cuando este año el festival traía un cartel atractivo, mejorando el de años anteriores. En la punta de lanza del jueves, Michael Gira y sus Swans, sin duda la gira del año tras el ruido -en todos los sentidos- que ha dado su doble “The Seer”. Sonaron los envolventes temas de su último disco más “Coward” (Put your knife in me) tema de aquel lejano “Real Love ” de 1986 que encajó perfectamente con el resto del tracklist. La completa experiencia de inmersión sonora que ha sido ver a Swans queda como uno de los momentos del año: dos horas de ruido, vísceras, angustia y abismo que podían haber sido cinco, así, fácilmente. No hay mejor banda para dar carpetazo a un festival que la comandada por Gira.

Para el viernes estaba reservada la fiesta del indie que traía al Sant Jordi Club a Fernando Alfaro, La Bien Querida, Sr. Chinarro, Triángulo de amor bizarro y a Los Planetas como profetas del movimiento patrio. También con referencias al calendario maya en las visuales, éstos se olvidaron de reivindicar sus giros sonoros recientes para ir al grano y darle a los fans la cantidad de himnos que pedían. Algún petardazo inicial (canción descartada sobre la marcha) pero sin empañar el espectáculo que dieron bajo el paraguas de su inconfundible noisepop. Tan a gusto parecían estar que hasta se atrevieron a hermanarse con una hipotética independencia.

El irregular último día quedó para comprobar el gran directo que tiene Toy, confirmando así ese disco revelación que han sacado, el resbalón de Ariel Pink, abusón con el reverb y jugando hasta la saciedad con su voz como un infante, y el contraste de las últimas horas: de tener delante a The Vaccines y su música mainstream apuntando a llenar estadios para pasar al verdadero cierre, los esperados The Field y James Holden. Vaciada la “algarabía vaccines”, un Sant Jordi Club a medio llenar vivió los estertores de esta cita con los sets contundentes de ambos, fiables e idóneos para despedir este Primavera Club accidentado que definitivamente se apaga. Siempre nos quedarán Barcelona World o Eurovegas. No, si al final los maya van a tener razón.

Más info www.primaveraclub.com