Buy Sildenafil Online Strattera no prescription buy ventolin online trazodone no prescription buy Abilify no prescription buy Zoloft without prescription buy fucidin buy Wellbutrin online buy Flagyl without prescription buy Professional Levitra no prescription buy professional Cialis online

David Cordero

DAVID CORDERO & CARLES GUAJARDO. EMMA (FOEHN RECORDS)

Texto_ Jorge Montes

Dada la deriva ambiental, o mejor digamos “neoclásica” para adaptarnos a una de esas habituales y perezosas etiquetas que últimamente maneja parte de la crítica musical de este país, de los últimos trabajos de úrsula, sobre todo “Mejor Seguir al Silencio” y “Hasta que la Soledad nos Separe” (Foehn Records, 2009 y 2010, respectivamente), que el cineasta canario Roberto Pérez Toledo contratara a David Cordero para componer la banda sonora de su ópera prima, “Seis Puntos Sobre Emma”, parecía una fantástica idea. El gaditano, que ya rumiaba la idea de “matar” a úrsula en pos de nuevas vías de expresión musical, decidió asociarse con músicos tan interesantes y experimentados como Carles Guajardo, quien ya nos sorprendiera con su alias bRUNA, el bajista de Orthodox Marco Serrato o la violinista Cristina Gámez, que ya aportó cuerdas en discos anteriores de Cordero. Tras la puesta en conjunto de ideas previas, unos pocos días de grabación junto a Raúl Pérez en sus estudios La Mina y algunos retoques posteriores, “Emma” se convierte en una banda sonora hermosísima, que sin duda funciona a la perfección por sí misma, sin más referencia a su par fílmico que esa bella y minimalista portada con una desenfocada fotografía en blanco y negro de Verónica Echegui. Los delicados y casi tímidos acordes al piano de Guajardo, la profundidad del contrabajo de Serrato y la épica belleza del violín de Gámez hacen de escuderos perfectos para un esqueleto ambiental que, como en las anteriormente citadas últimas referencias de úrsula, se vertebra a partir de acordes de guitarra en suspensión y masas de sonido en lento discurrir. Como primer paso de una nueva época en su discografía, David Cordero no podía haber elegido mejor debut que “Emma”. Un disco, por supuesto, de escucha obligada para los seguidores de artistas como Adam Wiltzie, Dustin OʼHalloran, Ólafur Arnalds o Jóhann Jóhannsson, por citar los primeros que se me vienen a la cabeza.