Buy Sildenafil Online Strattera no prescription buy ventolin online trazodone no prescription buy Abilify no prescription buy Zoloft without prescription buy fucidin buy Wellbutrin online buy Flagyl without prescription buy Professional Levitra no prescription buy professional Cialis online

CRONICA TERRITORIOS SEVILLA 2014

Tributo a Triana Homenaje a Triana

ECLECTICOS TERRITORIOS

TEXTO_ Paco Vinuesa / FOTOS_ Pilar Valenzuela

El 23 y 24 de mayo pudimos disfrutar de una de las citas ineludibles para la cultura sevillana: el festival TERRITORIOS SEVILLA 2014. Con 34.000 asistentes en esta edición, queda claro que, a pesar de rumores, dimes y diretes, TERRITORIOS goza de buena salud. La clave de su éxito sigue siendo la misma de siempre: una selección ecléctica de estilos y mantener unos precios asequibles para todos.

Loquillo partía como cabeza de cartel en una noche de viernes en la que tampoco tuvo excesiva competencia. Con un directo preciso y medido, arropado por 3 guitarras, bajo, batería y teclado, el Loco mantuvo en vilo a la gran multitud que se agolpaba en el foso. El público estuvo mucho más entregado con sus grandes hits, como “El ritmo del Garage” o “Cadillac Solitario”, vitoreadas como goles de Iniesta. Se marcó un concierto profesional, con unos músicos excelentes, disfrutable por fans y no tan fans, demostrando que sigue en plena forma (paseíto por el respetable incluído, sacándole unas 3 cabezas al más alto del lugar).

Hablemos de Hip-Hop, uno de los pilares de Territiorios en los últimos años. Mala Rodríguez es ya una vieja conocida en el festival. En esta ocasión no acudió con banda, como en otras ocasiones y recurrió a un formato de hip-hop más clásico acompañada sólo del catalán Dj Swet. Mejor en sus temas clásicos, que sonaron potentes, y peor en sus devaneos por los ritmos latinos. Y es que, como dice Rustin Cohle “En la vida sólo hay tiempo para ser bueno en una cosa”. Como siempre, La Mala estuvo simpática, natural y cercana con el público. La pena es que está vez decidió enseñar menos cacha, cosa que me parece bastante mal.

 

Mala RodriguezMala Rodríguez

Mala Rodriguez Mala Rodríguez

 

Love of Lesbian buscaba colmar las expectativas (así como Lori Meyers el sábado) de todas esas estudiantes de primero de carrera que llegaron al CAAC haciendo botellón de tinto en el C2. Y ojo, que parecían disfrutar mucho, así desde lejos.

Tanto el indie catalán de Manel, como los guitarrazos de la majestuosa Anna Calvi o la extraña intimidad de Jose Domingo fueron las sorpresas más agradables entre los que reunieron menos público, y si no tuvísteis la suerte de disfrutarlos, apuntadlos para la próxima.

El sábado llegó con resaca y un sabor agridulce de la noche del viernes, pero con un par de cervecitas frías y algunos conciertazos, la sensación desapareció bastante rápido.

Jon Spencer Blues Explosion fue, como su propio nombre indica, una verdadera explosión de rock´n´roll, blues y garage. Un show speedico, sudoroso, potente y sin descanso. Un pequeño tirón de orejas a quién corresponda, por la pésima ecualización de sonido. A pesar de ello, uno de los conciertos del festival al que iba con más ganas, y del que me fui más contento.

 

Jon Spencer Blues ExplosionJon Spencer Blues Explosion

 

Tras Jon Spencer, una masa ingente a lo Walking Dead se agolpaba para ver Ska-P, banda de estas de palestino, de anarquía, birra fría, tabaco de liar y todas esas cosas. No voy a entrar a valorarlos por mi escaso interés en su propuesta, pero por público, es probable que fuera el concierto más masificado.

Nach se lleva el honor, aunque con escasa competencia, de haber sido el concierto de rap más sólido de esta edición. Mejor en sus temas clásicos, como Efectos Vocales, y bien acompañado por el alicantino Tron Dosh, el show bajaba algunos puntos en los temas de su nuevo disco, Los viajes inmóviles, más íntimo, cercano y tranquilo y adecuado quizás para otro tipo de sala, más pequeña. A Nach (todo un profesional ya de esto) se le entiende cada una de las frases y sílabas que rapea, a ver si más de uno toma nota, que al final lo importante es el mensaje, o eso decís siempre, ¿no?

 

NachNach

 

Por su parte, el homenaje a Triana, Recordando a Triana, había hecho correr ríos de tinta en las redes sociales sobre lo acertado de atreverse a versionar a probablemente el grupo más mítico sevillano de los años del porrillo y el LSD. Otro debate es si pega un grupo de versiones en un festival, pero eso es otro tema. Al final, un concierto de nubes y claros, de momentos épicos y momentos bochornosos, según las ganas que le pusiera el artista de turno. Eso sí, los integrantes de Maga demostraron que son unos músicos como la copa de pino, llevando a buen puerto todos y cada uno de los brindis a la banda del inolvidable Jesús de la Rosa. Jota de Los Planetas y Sr. Chinarro protagonizaron las actuaciones más desganadas y desmotivadas que un servidor podía imaginar, por fortuna Pájaro, Kiko Veneno o Argentina estuvieron soberbios. En mi opinión, un mejorable, emotivo, por momentos genial y por momentos lamentable, pero necesario recuerdo.

Quizás la parcela más floja de esta edición del festival ha sido la música electrónica, casi lo único destacable fue el portugués Branko (al que seguro ubicáis mejor como DJ de Buraka Som Sistema), con su fusión de ritmos africanos, hip-hop y trap, acabó con mi cuello y con el de todo el que se acercó a disfrutar de su propuesta.

Es tremendamente difícil contentar a públicos tan diferentes como los que pueden tener Reincidentes y Ska-P, Nach y La Mala Rodriguez, o Anna Calvi y Jon Spencer o Lori Meyers y Love of Lesbian. Son propuestas diferentes, culturas diferentes, edades diferentes. Si a esto le unimos que es un festival que apenas llega a los 25 euros (más gastos) por dos días de fiesta, buen ambiente y buena (y no tan buena) música, el trabajo de los organizadores de Territorios no es una tarea fácil. Con cada vez más problemas de financiación, pero con la idea clara de no subir los precios, es innegable que el cartel ha perdido fuelle. Recordemos que han pasado artistas de la talla de Public Enemy, Iggy Pop, Tricky, Echo and the Bunnymen, Wilco, De la Soul… Es evidente que el cartel ha ido bajando en importancia, pero eso no significa que no sea, todavía hoy, un festival muy apetecible por lo que cuesta y por lo que ofrece. Además, resulta casi imposible ver más de 5 o 6 conciertos en un día, por lo que no entiendo las quejas y las críticas si va tal o cual grupo que no nos guste.

Desde aquí le deseo a Territorios Sevilla una vida larga y próspera. A ver si dejamos todos de gruñir, de quejarnos y de protestar, y apreciamos una propuesta asequible e interesante para muchos tipos de público.

Más info territoriossevilla.com

 

Tributo a TrianaHomenaje a Triana

Jon Spencer Blues ExplosionJon Spencer Blues Explosion