Buy Sildenafil Online Strattera no prescription buy ventolin online trazodone no prescription buy Abilify no prescription buy Zoloft without prescription buy fucidin buy Wellbutrin online buy Flagyl without prescription buy Professional Levitra no prescription buy professional Cialis online

Andre y Dorine

Andre y Dorine de Kulunka Teatro

En el Festival de Teatro de Malaga y Madrid

Texto_ Vicente Durá
Fotografías_ Gonzalo Jerez

Eso de ver a un matrimonio de ancianos hacerse la puñeta siempre me ha hecho gracia. No sé, para cualquier individuo de mi generación resulta un misterio como dos personas pueden pasarse cuarenta, cincuenta o sesenta años juntos. Entonces, al ver a este tipo de parejas, aunque sea ahí en plan conflictivo, siento que estoy ante la representación de algo insólito.

“André y Dorine” empieza con sus veteranos protagonistas haciéndose la puñeta como solo gente con tanta experiencia sabe hacerlo. La cosa cambia cuando un tercer elemento irrumpe en la relación: el alzheimer, una enfermedad que roba la memoria y la identidad. Como pasa con todo, uno aprecia más su personalidad y sus recuerdos cuando empieza a perderlos, así que los dos ancianos dejarán de joderse y se centrarán en la búsqueda de recursos para conservar su pasado. Además, al olvidarse de quiénes son y de quién es el otro, renace la posibilidad de amarse. Igual que en aquel guión de Charlie Kaufman, estrenado en España con el título de “¡Olvídate de mí!”, la amnesia facilita a la pareja una segunda oportunidad para empezar casi de cero.

El argumento este no es que parezca la alegría de la huerta, por lo que conviene justificar el gran interés que despierta la obra:

En primer lugar, a mí, que aunque tengo mis achaques todavía no me han diagnosticado alzheimer, me ocurre a veces eso de olvidarme de quién soy y de qué hago aquí. ¿No te ha pasado nunca?
Luego está el tema este de las parejas que duran siglos que he comentado al principio que tanto me intriga.
Y por último y más importante, está la forma en que la compañía vasca Kulunka Teatro lo cuenta todo.

“André y Dorine” es un espectáculo de Teatro Gestual y Teatro de Máscaras, donde tres intérpretes dan vida a más de quince personajes. Como no se dice ni una sola palabra, la historia se transmite a través de imágenes. Es decir, de alguna forma, se constata la centralidad de la imagen en el teatro contemporáneo, que ya tratábamos en el texto sobre el Festival Escena Contemporánea [ver aquí], pero sin hacer uso de la tecnología. Las máscaras constituyen en este caso el mayor recurso visual. Unas máscaras de gran tamaño, que recuerdan los diseños empleados por la compañía alemana Familie Flöz [www.floez.net], de quienes Kulunka Teatro se consideran en alguna medida seguidores.

Con sus gestos, sus máscaras y algo de música, los tres intérpretes cuentan esta historia, que podría ser triste y antipática, de manera muy liviana, utilizando según ellos «un lenguaje tan emotivo que despierta la risa, y tan cómico que da ganas de llorar». Así llevan de gira más de dos años, en los que han actuado desde en Villanueva de Alcardete (provincia de Toledo), hasta en Buenos Aires, Birmingham o Londres, donde han estado este último fin de semana de enero.

El 3 y el 4 de febrero actuarán en el Teatro Echegaray de Málaga, dentro del XXIX Festival de Teatro de dicha ciudad. Después seguirán con una pequeña gira española que les llevará a Madrid el 25 de febrero.

Más info en www.kulunkateatro.com

Andre y Dorine de Kulunka Teatro