Buy Sildenafil Online Strattera no prescription buy ventolin online trazodone no prescription buy Abilify no prescription buy Zoloft without prescription buy fucidin buy Wellbutrin online buy Flagyl without prescription buy Professional Levitra no prescription buy professional Cialis online

A Louer

a-louer

La cia. belga Peeping Tom presenta “A Louer” en Sevilla y Granada

Texto_ Vicente Durá

Es posible que el nombre de Peeping Tom así de repente no te diga nada, pero si eres de por aquí y te interesa un poco la danza contemporánea, seguramente te sonarán títulos como “Le Jardin” y “Le Salon”, o a lo mejor algún colega tuyo de facebook te ha podido pasar este .
Bueno, pues los responsables de todo esto son dos cuarentones residentes en Bruselas, aunque ella, Gabriela Carrizo nació en Argentina y él, Frank Chartier, proviene de Francia. Ambos coreógrafos fundan en el año 2000 este colectivo que poco a poco se ha ganado el derecho a sobrevivir en el saturado paisaje farandulero belga, que es el lugar desde el que durante los últimos años llega la danza, como Papa Noel viene de La Ponia, los Reyes Magos de Oriente y la manzanilla de Sanlúcar.

Para sobrevivir en la saturación es necesario distinguirse y Peeping Tom lo consiguen gracias a una determinación esencialmente poética, sostenida con una gran carga visual, surrealismo en la narración, bailarines virtuosos y momentos de humor, todo para lanzar un peculiar y profundo análisis sobre el individuo y las relaciones en parejas o grupos pequeños.

En la propuesta visual destaca su inquietud por el diseño de un espacio escénico que transporte al  espectador lo más lejos posible del asiento. “A Louer”, como “Le Salon”, vuelve a ocurrir por completo en una casa, que esta vez recuerda un poco a la red room de Twin Peaks. La casa va a ser ocupada por distintas personas que llegan, cuentan algo y se van. “A Louer” se puede traducir como “En alquiler” y el argumento común de sus historias gira en torno a la condición efímera de las posesiones, las relaciones, los sentimientos, la identidad… Todo. Los protagonistas son personas que atraviesan momentos de especial intensidad, pero que ni siquiera llegan a vivirlos, porque prefieren refugiarse en su imaginación: el que lo pasa bien quiere alargar en su mente cada segundo, y el que lo pasa mal se esconde en ella a esperar que todo acabe. Por eso lo que cuentan tiene poco que ver con la realidad, y las acrobacias sorprenden, los objetos cobran vida, las personas aparecen y desaparecen, etc.

“A Louer” se estrenó el pasado 15 de octubre en Bruselas y en la co-producción participan hasta 9 instituciones de 5 países diferentes, lo cual refleja la trascendencia del trabajo de Peeping Tom. Se trata de una pieza etiquetada como danza-teatro, interpretada por 7 artistas, con algunos momentos de texto en inglés, combinación de música clásica y actual, que podrá verse el 13 y el 14 de enero en el Teatro Central de Sevilla, y el 18 y el 19 en el Teatro Alhambra de Granada.